28.9.06

Mobiliario

Hace algún tiempo, le prometí a Lula que hablaría de los elementos que formaban parte del mobiliario de una central telefónica.
Aparte de la linterna, de la que hablé en otro post, en las paredes se instalaban aparatos como:El reloj-programador Landis, que se encargaba de controlar los cambios de tarifa dependiendo de la hora y del día.


También en lugar predominante, se colgaba el cuadro de Calidad de Servicio.


Los pequeños trabajos de montaje y ajuste se hacían sobre el banco de trabajo.


Y los repuestos se guardaban en el armario de fornitura.


Los diagramas de más uso, tenían su lugar en el guardaplanos.


Todo esto, se complementaba con una serie de taburetes, cajones y escaleras.

Sin olvidar el bolígrafo con ¿diseño? corporativo.

4 comentarios:

Marcos dijo...

Y ese indicador de calidad de servicio... ¿estaba conectado a la centralita, o se operaba 'manualmente'?

Muxfin dijo...

Marcos, ¡Que va! El encargado tenía una llave que abría el marco y colocaba manualmente la calidad del mes.

Lula Towanda dijo...

Muy interesante. En la década de los 90 ya no se veían todos. No llegué a ver ni el reloj ni el cuadro de calidad. Pude ver los papiros, escritos con exquisita caligrafía que seguirán perfectamente doblados.
La escalera, los cajones y los taburetes son un clásico. Creo que la escalera se merece un post. El filophone Alcaide decía: “ese es tan necio que le mueves la escalera de cuadro y no se da cuenta”.
El boli es total. Debe de circular aún por ahí.

Muxfin dijo...

Lula, los relojes seguían colocados en oscuras columnas de las partes traseras de los bastidores, y los cuadros de calidad, hacía tiempo que nadie les hacía caso.
Espero con impaciencia ese post sobre las escaleras.