20.9.06

Morir para avanzar


El desarrollo de nuevas tecnologías, frecuentemente obliga a que sus predecesoras desaparezcan. Es lo que ocurre con el Hilo Musical, omnipresente en muchos establecimientos comerciales, y odiado por bastantes consumidores.
Hilo Musical en España, Onda Musical en Portugal o Filodiffusione en Italia, son los nombres comerciales por los que se conoce la TDAF (TeleDifusión por Alta Frecuencia) o HF-TR (Hochfrequenz-Telefonrundspruch), tecnología con la que era posible escuchar varios programas musicales a través de la línea telefónica.
Se puede decir que la TDAF fué una precursora del ADSL, pues como éste, aprovecha el ancho de banda no usado en un línea telefónica.

Un poco de historia
La accidentada orografía de Suiza, hacía difícil una aceptable escucha de los programas radiofónicos, por lo que la PTT suiza, desarrolló en 1931
un primer sistema denominado TDBF (TeleDifusión por Baja Frecuencia) o NF-TR (Niederfrequenten Telefonrundspruch). La selección de programas se hacía en la central telefónica mediante un selector rotativo individual gobernado a distancia por el abonado. Tenía graves inconvenientes, como la interrupción del programa cuando se efectuaba una llamada o el costoso equipo asociado a cada abonado en la central.

En 1939, se presentó en Zurich el primer sistema de teledifusión por alta frecuencia con 5 programas distintos. Berna fué la primera ciudad que disfrutó de estos equipos en 1940.

En España se inició su comercialización a principios de los 1970 y actualmente el número de abonados va decreciendo debido en parte por su incompatibilidad con el ADSL. Estos clientes, sin embargo, están migrando a los nuevos servicios ofrecedidos por las propias empresas de Teledistribución.

Principio de la TDAF
La teledifusión reserva una banda de frecuencias que va de 160 a 355 Khz. . Cada programa se modula en amplitud con la transmisión de la frecuencia portadora y de las dos bandas laterales. La distancia de 3 Khz. entre fecuencias, permite la realización de filtros de bajo coste.
El centro de producción envía los programas a los centros de distribución (centrales telefónicas), donde se amplifican y distribuyen a las líneas de los abonados mediante sencillos filtros. En el domicilio del abonado la señal se separa con otro filtro.

Fuentes:
Aspectos generales de la TDAF Mundo Electrónico Nº 17, Marzo 1973.
Aparatos de radio y teledifusión Biennophone y sus 50 años.

5 comentarios:

Telémaco dijo...

Ya ni me acordaba del hilo musical... y total.. no hace tanto.

Marcos dijo...

¡Excelente post! Desconocía que el hilo musical se transmitiese por el par de cobre, pensaba que cada establecimiento tenía una colección de música ambiente y la reproducía.

Podríamos decir que fueron los primeros microfiltros de la historia. :)

Sus sucersoras, las emisoras de música por internet, son una maravilla para tener música en casa o en el trabajo. Os recomiendo Sky.fm (Jazz, Clásica, Slasa...), Di.fm (música electrónica de todos los estilos), e incluso Radio Rivendell.

Muxfin dijo...

Telémaco, para eso estamos, para rescatar estas tonterías.
Marcos, gracias, pero no eran tan "micros", eran como un paquete de cigarrillos.

Lula Towanda dijo...

No lo sabía yo tan viejo. Sí conocía lo del ADSL que ha supuesto algún dolor de cabeza para las operadoras.

Muxfin dijo...

Lula, con el Hilo Musical pasa lo mismo que con nosotros.
¿Dá problemas?, muy fácil. se elimina y se buscan otras alternativas.