19.9.06

Por la boca muere el pez


Hace algunos días, nos sorprendíamos de lo acertadas de algunas predicciones, pero no siempre ocurre así. Muchas veces un nuevo descubrimiento genera reacciones contrarias y escepticismo. He aqui algunas citas famosas por su falta de tino al analizar inventos como el teléfono o el ordenador.

"La gente bien informada sabe que es imposible transmitir la voz por hilos. Incluso si así fuera, no sería de ningún valor práctico."
- Boston Post, 1865

"Nunca use un dispositivo eléctrico si puede encontrar uno mecánico. . .la Electricidad es una materia incierta para trabajar con ella."
- Consejo de un notable inventor a Watson (1872)

"Este 'teléfono' tiene demasiados defectos para ser seriamente considerado como un medio de comunicación. El dispositivo no tiene intrínsecamente ningún valor para nosotros."
- Western Union nota interna, 1876

"Bell espera que el público utilice su instrumento sin la ayuda de operadores entrenados. Cualquier ingeniero de telégrafos verá inmediatamente el error de este plan. Simplemente no se puede confiar en el público para manejar un equipo de comunicaciones. El instrumento de Bell usa solamente la voz, que no puede ser capturada de una forma concreta ... dejamos a su juicio si algún hombre sensato tramitirá sus asuntos por tal medio de comunicaciones. Para concluir el comité considera que debe desaconsejar cualquier inversión en el esquema de Bell."
- Minuta de una reunión de Western Union, hacia 1880

"Recuerdo mi repugnancia cuando alguien me dijo que era posible enviar la conversación a lo largo de un hilo."
- Enos N. Barton, co-fundador de Western Electric Co.

"Mr W E Irish de Sunderland ha estado trabajando en una invención para registrar automáticamente los sonidos telefónicos transmitidos por estos instrumentos. Es dudoso que tal registro sea de gran valor."
- The Electrician, el 30 de agosto de 1884

"¿Por qué una persona querría usar este dispositivo torpe y poco práctico cuando puede enviar un mensajero a una oficina del Telégrafo y enviar un claro mensaje escrito a cualquier gran cuidad de Estados Unidos?"
- Del informe al presidente de Western Union escrita por el comité encargado de la investigación de la potencial compra por parte del WU de la patente del teléfono de Bell por 100,000 dólares

"Creo que hay un mercado mundial para tal vez cinco ordenadores."
- Thomas Watson, presidente de IBM, 1943.

"Los ordenadores en el futuro no pesarán más de 1.5 toneladas."
- Popular Mechanics, pronosticando la marcha implarable de la ciencia, 1949.

"He viajado lo largo y ancho de este país y he hablado con la mejor gente, y puedo asegurarle que la Informática es un capricho que no durará un año."
- El redactor responsable de libros de negocios para Prentice Hall, 1957.

"¿Pero...para qué sirve?"
- Ingeniero en la División de Sistemas de Cómputo Avanzado de IBM, 1968, comentando sobre el microchip.

"No hay ninguna razón para que alguien quiera un ordenador en su casa."
- Ken Olson, Presidente y fundador de Digital Equipment Corp, 1977.


De todas formas, hay citas que se convierten en ciertas o falsas con el paso del tiempo, en la actualidad el comentario de Alexander Graham Bell:
"La gran ventaja del teléfono sobre otro tipo de aparato eléctrico consiste en el hecho que no se requiere ninguna habilidad de hacer funcionar el instrumento."

Es menos exacta que:
"Yo siempre deseaba que mi ordenador fuera tan fácil de usar como mi teléfono. Mi deseo se ha realizado. Ya no sé usar mi teléfono"
- Bjarne Stroustrup Creador del lenguaje C++.

Fuente: telephonetribute.com
Grabado: Le Téléphone le Microphone et le Phonographe. Th. du Moncel, Librairie Hachette et Cie.,1878.

2 comentarios:

Telémaco dijo...

Que frases más buenas.

Pero la palma se la lleva Bjarne Stroustrup. Una gran verdad, que de hecho, describe la evolución que ha tenido mucha de la electrónica de consumo además de los telefonos: los videos, las cámaras fotográficas, etc,etc.

Muxfin dijo...

Telémaco, también es la que más me gusta, por actual.
Yo me empecé a preocupar cuando ví que el manual de la radio del coche, era más grueso que el del mismo coche.